17.4.06

Cuento Abigail #2

Continúo con nuestro año de prepas en la UPR. Estábamos haciendo el experimento de genética de Mendel, el de las moscas, para la clase de Ciencias Biológicas. Nos dividieron en grupos. A Abigail, a Wendy y a mí nos tocó trabajar juntas.

Nos habíamos puesto de acuerdo en encontrarnos en el laboratorio para contar la primera generación de moscas. Pero tuve un inconveniente y no iba a poder asistir. El problema era que yo tenía las moscas conmigo, y sin las moscas no podían hacer nada. Así que llamé a Wendy tempranito en la mañana, como a las 6:30 AM (lo que había que hacer para conseguir a la gente cuando los celulares no formaban parte de nuestras extremidades), y le dije que mejor nos encontráramos al día siguiente. Le pedí también que le avisara a Abigail.

Al día siguente, nos encontramos frente al laboratorio. Abigail estaba con la cara montá. Hicimos el trabajo, y de hecho, nos demoramos muchísimo. Abigail se quejaba por cualquier cosa. Que si "esperamos demasiado", que si "qué revolú de moscas", que si "hubiésemos empezado ayer y hoy no tendíamos tanto trabajo"... En fin, la tierna Abigail estaba de mal humor.

Cuando terminamos, quedamos en reunirnos nuevamente para ir preparando el informe de laboratorio. Saliendo del lab, caminando por los pasillos, Abigail toma la palabra y nos dice en tono de regaño (recuerden su voz peculiar):

"Nos vemos mañana y ¡SIN FALTA! ¿Oyeron? Ya dejen de estar comiendo gofio y cojan responsabilidad, que ésto hay que entregarlo bien hecho. ¡Vamos a trabajar y a hacer las cosas bien! ¿Entendido?"

Ay, Padre... Parecía que se le había metido un monstruo por dentro, porque estaba bien molesta...

"Sí, Abigail, no te preocupes", le dijo Wendy.

"Mira, mala mía que no pude venir", le explicaba yo, "pero fué algo que se me presentó a última hora. No fué por irresponsabilidad."

"Está bien", contestó Abigail. "Que no se repita, por favor", añadió.

Al rato, caminando por la rampa, saliendo del edificio, Abigail pregunta:

"¿Qué es gofio?"

20 comentarios:

neftalicruznegron dijo...

Jeje Bendito, la chica. Debe estar sonándole los oídos.
Graciosa historia.

Adelante.

Shery dijo...

es bruta la tipa ¬¬

pepe dijo...

jaja q becerra!!!

Quirón dijo...

Ese proceso de adaptación cultural lo conozco muy bien. "y qué es maví, trompo, guarapo, maposteao", sí muy familiar. La pobrecita absorbía toda su puertorriqueñidad hasta del aire que respiraba.

Kahlúa Macarena dijo...

'dito, no... no era bruta. es la cuestión de ser newyorican y conocer algo de nuestra jerga, pero no necesariamente el significado. y encima mezclaba las cosas a lo chapulín colorado... me imagino que lo que quería decir era "chupando jobos" o "comiendo mierda" (pardon my french...) y pues lo que le salió fué "comiendo gofio". la pobre no sabía lo que era gofio, aunque sí conocía la palabra. es como dices, quirón... era como una esponja.

La Caribeña dijo...

JAJAJAJA!!
Me imagino que después de esto la llevaron a unas fiestas patronales y le compraron un cono de gofio pa que se empachara.
JAJA!

La Hija de Macondo dijo...

me acordé de una compañera de la universidad católica allá por el 19XX... fuimos a un Kentucky y cuando nos sentamos a comer abrió el sobre de la toallita para limpiarse las manos y la exprimió sobre el pollo. Yo la miro y me dice, "es que me gusta echarle limón al pollo"

Kahlúa Macarena dijo...

la caribeña: ja,ja... no la llevamos a las fiestas, pero sí le compramos gofio...

lahijademacondo: eso no te lo puedo creer... ¡dañó la comida! ¡es como echarle jabón! ¡o perfume! nah, imposible... ¬¬

La Hija de Macondo dijo...

Ocurrió así, creo que todavía esta viva. Debe tener el estómago más limpio de PR

Kahlúa Macarena dijo...

¿sobrevivió la exprimida? wow... ja, ja, ja... limpio y con olor a limón...

Chicka * Cosmo dijo...

santa...la ultimma vez que comi goio era 1984 :-(
quiero mas!

M. dijo...

Apreciada Kahlúa: soy nuevo en esto de los blogs. Te escribo desde Chicago. He estado leyendo tu blog y quería decirte que me llegó al corazón tu post sobre el día que lloraste. No te puse ningún comentario allí pues no sabía si lo ibas a poder leer.

Me gusta mucho tu blog. Se lo enviaré a varias amistades, que también son maestros, para que lo lean. Sé que a ellos les gustará tando como a mi. Mil saludos, Efraín

theblogmachine dijo...

jajajajaajjjaaaj que es gofio?????? jajajajaaaaaaajaaajajaaa el ultimo cono de gofio que me comí fue hace como un año. Esto esta como para hacerle unos muñequitos como los Simpsons.

Kahlúa Macarena dijo...

princess: yo a la verdad que no recuerdo la última vez que comí gofio...

efraín: gracias, me alegro que te guste. ¡bienvenido a mi blog!

blogma: ¿los simpsons? ¬¬

Gremarie dijo...

SORRY NO ME GUSTA EL GOFIO,JAJAJA


KM: COMO ACTUALIZO EL BLOG EN BLOGOLAXIA??????????// GRACIAS MIL, saludiness

PD: me lo envia al email, please

Madam dijo...

JAJAjajaj nena esto me acuerda a Jessica Simpson. Chicken of the Sea? or is it tuna? Sin embargo, la inocencia de Abigail la hace simpática. :)

Kahlúa Macarena dijo...

gremarie: check your email. suerte.

madam: verdad es... ja,ja... abigail era una persona encantadora, bien simpática.

marielly dijo...

ay fooooooo!!!! gofio, wácala!!

Pero cuando abigail las regaño, a parte del gofio no tuvo ningún error, pa eso sí sabía hablar bien español!

yabisi dijo...

bendito!!!!!!!!!! ella vive en otro mundo!!!!!!!!!!

~Blue Angel*~ dijo...

Me gustaría conocer a esta Abigail!