16.11.06

Cuando se me traba el cerebro

En la entrada de Cuando se me lengua la traba me dejaron varias trabadas de cerebro en los comentarios. Todavía me estoy riendo con la de La Caribeña, que mondó una china y se quedó con las cáscaras en el plato y echó la china al zafacón. Y la de The Blog Machine, que quería lavarse los dientes luego razurarse, y terminó poniéndole pasta de dientes a la navaja de afeitar. El otro día mi esposo iba con los platos sucios del desayuno, la mantequilla y el medio galón de leche rumbo a la nevera. Allá dejó los platos sucios, en las tablillas de la nevera, muy bien acomodaditos, y tiró la mantequilla y la leche en el fregadero...

Pues yo también hago cosas similares. En la carretera soy un desastre. Soy despistada por naturaleza. Añádale prisa al combo y soy una receta para el desastre. Me pasa mucho que me dirijo a algún sitio y termino tomando rutas inimaginables por culpa de mi despiste.

Resulta que salí de la oficina a comprar unos libros en Borders de Plaza las Américas. Iba un poco apurada, pues eran las 2:45 pm y tenía que estar de vuelta antes de las 4 pm.

Pues estaba en el Expreso Las Américas en dirección a San Juan, escuchando música de lo más campante, y se me pasó la salida de la Avenida Roosevelt que tenía que tomar para ir a Plaza, pero no me dí cuenta, y continué con mi camino. Al pasarle por el lado a la salida del Expreso de Diego, la carr. #22 a la izquierda, me dí cuenta del tapón que había, y pensé que qué bueno que no iba para Bayamón, porque el tapón estaba brutal. Yo no tenía que coger esa salida... ¡La que tenía que coger ya se ma había pasado! Lo curioso es que yo estaba mirando, admirando el paisaje, haciendo observaciones de las cosas que me encontraba en el camino como si fuera guía turístico, convencida de que yo iba para San Juan, cuando no era así, y no me daba cuenta todavía que andaba soñando con pajaritos preña'os.

Entonces despierto molesta de mi despiste unos segundos después, y se me ocurrió coger la primera salida que me encontré a la derecha, para caer en la Ave. Muñoz Rivera, la carr. #1, pensando en virar pa'trás por el Mercantil Plaza en la Ave. Ponce de León y montarme en el expreso otra vez. Ningún problema; para mí el plan era excelente. Pero en esa salida, después que la coges, hay un cuchillo, y no sé en qué rayos estaba pensando yo, pero cogí a la izquierda en vez de a la derecha, y caí en una calle paralela a la #1 y llegué a un semáforo. Maldita sea, me perdí otra salida más...


Pues en el semáforo podía meterme debajo del puente en donde se supone que estuviera.
Estaba tan cerca y tan lejos a la misma vez... Pero lo solucionaría pronto, pensé, pues tuve la brillante idea de meterme debajo del puente para virar en U, y entonces así montarme en la #1 otra vez, para entonces caer en la #22. Y así lo hice. Fantástico... Pero como en este país construyen las carreteras soltando una cabra y yéndoseles por detrás, terminé en un callejón que no llegaba a ningún sitio. ¡Aaaaaagh! Fabuloso...

Me metí entonces no me pregunten por donde buscando cómo caer en el expreso, y cuando ya estaba más perdida que un juey vizco, salí por detrás de Miramar, y no sé cómo pero caí en la #1. Yes!! Pero seguía en dirección a San Juan... Damn!!

Qué remedio... Llegué hasta el Condado, y ahí viré, pasándole por el lado al Distrito de Convenciones y finalmente caí en la #1. Cosa que podía haber hecho sin tanta vuelta de otra forma, pero bueno... Ya en el camino correcto me dirigí hacia Plaza las Américas.


Ahhh... Ya pasó todo. Ya estaba en la #22 y pronto llegaría a Borders. Empezó a caer un soberano aguacero, pero nada... Lo importante es que ya estaba en ruta.

Pues cojí la salida hacia el Expreso de Diego, y muy pendiente de no pasarme, me monté en la majestuosa rampa para ir a Plaza, viré en el puentecito y llegué al semáforo. Perfecto. Ahora, se supone que siguiera directo, para Plaza, pero NO. A la reina de los despistes le faltaba todavía uno más. Miren hasta dónde llegé...

Viré a la izquierda dos veces, entré al parking de Office Max y..
  1. me estacioné
  2. saqué la sombrilla
  3. me mojé como quiera
  4. me bajé
  5. entré a la tienda y...
  6. "¡¿Pero, qué hago yo aquí?! ¡Si yo voy para Borders! ¡¡No a Office Max!! ¡¡¡Aaaagh!!!"
Ya estaba frustrada, creo que hasta lloré de la rabia y el mundo entero me escuchó. Rendida, me monté en el carro nuevamente, y me fuí para Plaza. Me estacioné finalmente en los predios del mall y llegué a Borders. ¡Al fin! Nada, hice mis compras y me largué tan pronto como pude.

De regreso a la oficina no cogí tapón, pero obviamente las vueltas que hice por culpa de mi despiste me hicieron tardarme más de lo que quería. Cuando llegué a la oficina una clienta vió las bolsas de Borders y me dice: "Ay, yo tengo que comprarle unos libros a la nena... Desde aquí, ¿cuál es la ruta más corta para llegar a Plaza?"

Y yo le contesté: "Si quieres te digo cuál es la más larga."

10 comentarios:

La Caribeña dijo...

Diantre Kahlúa, la próxima vez que vayas para Plaza Las Américas, corta por la no. 10 de Ponde a Arecibo.... jajajajajajjajajajaja

By the way, te rajo con tóh y expreso de las Américas....

La Caribeña dijo...

OOps, de Ponce... se me fue el deo...

Hada Morena dijo...

Rayeeeeeeeeeeete!
JaJajjajJaja!
Pero al menos lleguaste a Borders...
Menos mal!

Saludos!

Wesito dijo...

Damn, Kahlu tu eres la mejor. Esas cosas pasan de vez en cuando, menos mal que llegaste.

Kahlúa Macarena dijo...

caribeña: jaja... estoy pensando que la próxima vez mejor me voy en ferry hasta culebra, allá agarro una avioneta hasta isla grande y una vez allí entonces me voy por la #10... mjor, ¿no?

hada: si, chica... soy capaz de virar pa' trás e irme pa' casa...

wesito: yo creo que la gente vé mi cabeza sobre los hombros, pero es sólo una ilusión óptica...

Annette dijo...

Me has matado de la risa con esta historia. Verdaderamente eres despistá en la carretera.
A mi marido le pasarían muchos episodios similares si no es porque me tiene a mi diciéndole "Para dónde vas??????!! es por acá!!!!". Pero cuando anda solo se da tremendas perdidas en la calle.

Mr X dijo...

yo odio cuando me voy de una gasolinera y me doy cuenta que no le heche gasolina despues que la pague.... (hoy me paso) damn!!

Cuando era pequeño, mi madre decia cuando le pasaba, que el carro estaba en automatico... si aja!

Joel dijo...

qué pavera. jajaja. creo que a todo el mundo le pasa algo así en algún momento de su historia humana.

a mi me pasa a cada rato, sino todos los días

Iguana Lola dijo...

Ay, a mi me paso hoy de camino a casa en la autopista, pendiente a pajaritos preñaos y a la radio pase la salida para mi casa y tuve que pagar un peaje, salir dar la vuelta y seguir por toda la numero dos desde Barceloneta a Arecibo (venia de Mayaguez).

Pero eso no es na' Kahlua, por lo menos fue una vez, yo entre untarle jabon al cepillo de dientes y untarme conditioner en vez de gel, eso me sucede todos los dias.

Goddess dijo...

jajajaja Kalhua:

Me consuela saber que no soy la unica extra-mega-super-duper-despitada. Eso que cuentas me pasa mucho, en especial si estoy preocupada por algo. Es bastante frustante.

Mis hijas estan acostumbradas y saben que si me hablan terminaramos dando mas vueltas que un caracol. Me avisan, "mami, acuerdate que es por aqui", "pendiente a la salida".

En cuanto a poner las cosas donde no van, perder los espejuelos o las llaves soy undesastre.

Saludos de una despistada sin remedio que ya aprendio a vivir con eso...