25.12.06

Porqué no vemos a Santa

Santa Cló nunca fue a mi casa. A casa iban los Reyes Magos dos veces, en Navidad y el 6 de enero. ¡En serio! No sé cómo lograron mis padres convencernos a mis hermanos y a mí de la idea de que el Viejo Gordo de la Barba Blanca (como le decía mi papá) "no existía" y a la misma vez de no dañarle la ilusión de nuestros amiguitos que sí esperaban su llegada en Navidad... Sin embargo, siempre nos contaron la historia de San Nicolás y como evolucionó hasta convertirse en el personaje de Santa Claus.

El otro día veía en el Discovery Channel un documental en el que entrevistaron al equipo de NORAD (North American Aerospace Defense Comand) que se dedicaba a rastrear el paso de Santa Claus alrededor del mundo. Sí, señores. NORAD tiene un webstite dedicado a esto: NORAD Tracks Santa. Tiene vídeos, fotos de saltélite, etc. El programa tiene sus orígenes en que, hace varios años atrás, se publicó en los medios un número telefónico al cual los niños podían llamar para recibir un status report de los whereabouts de Santa. Por equivocación, el número publicado era el de NORAD. La agencia, inútilmente, trató de aclararle a los niños que todo era una equivocación, pero el teléfono no paraba de sonar. Pensaron que, ya que contaban con tanto equipo sofisticado, como satélites, radares y demás, pues era más fácil investigar y darle a los niños la tan preciada información que ellos buscaban. ;o)

Este post es para todo el que cuestiona la existencia de San Nicolás (como prefiero llamarlo) basándose en la imposibilidad de verlo en la madrugada del día de Navidad (pese a quedarse despierto toda la noche en espera de su llegada). Si nunca lo viste, he aquí por qué...

Explicaban en el documental que, según el censo mundial, deben haber unas 842,000,000 viviendas en el mundo (considerando un promedio de 7 personas viviendo en cada una). Pues, tomando en cuenta una distancia razonable entre cada casa, la distancia promedio que recorrería Santa en tierra es de 221,000,000 mi. Ya que Santa tiene que viajar en contra de la rotación de la Tierra, y para que el International Dateline trabaje a su favor, el Viejo Gordo tiene 48 hrs para visitar cada vivienda. Así que, 842,000,000 viviendas en 172,800 s, le permiten a Santa permanecer en cada casa por tan sólo 1/5,000 s. Y eso no es todo. Para lograrlo todo en 48 hr, su trineo tiene que viajar entonces a 1,279 mi/s. Eso es 1/145 de la velocidad de la luz.

Ahí lo tienen. El misterio más grande resuelto por cálculos matemáticos.

Quizás sí existe, después de todo... Esto también explica por qué nunca pude ver a los Reyes Magos. :oP Pero, ¿se imaginan a los camellos corriendo a esa velocidad? o_O

¡Feliz Navidad! :o)

11 comentarios:

C dijo...

es que son mágicos y se pueden momver a la velocidad de la luz y de la imaginación. Me extraña que no lo supieras.

Kahlúa Macarena dijo...

c: me lo imaginaba, sí... pero ahora está comprobado. ;o)

TheBlogMachine dijo...

jaJAjjAJajAJjaJAjaJ TA BUENO ESO COMPROBADO MATEMATICAMENTE LOL FELICIDADES!!!!

Mariposa Nocturna dijo...

Interesante. Con todo y eso, no me gusta Santa... A mí me decía que era el Niñito Jesús que nos traía los regalos en Navidad, porque estaba contento de haber nacido. Jajaja! Estos papás de unos, después que no se dañe con la cultura americana, hace cualquier cosa, jajaja!

Muy interesante amiga. Cuídate mucho y muchas felicidades!!!!

Kahlúa Macarena dijo...

blogma: ♫ ¡feliz navidad! ♫ (ta, ta ta, ta) ♫ ¡feliz navidad! ♫ (ta, ta ta, ta) ♫ ¡feliz navidad, prospero año y felicidad! ♫

mariposa: ah, qué bien... entonces no soy la única. a casa venían los reyes, pero los regalos decían:

Para: Kahlúa Macarena
De: El Niñito Jesús

:o)

JeRy dijo...

Mis papas nos enseñaron que Santa era americano y que solo le regalaba a los niños “gringuitos” y en Puerto Rico llegaban los Reyes Magos a los niños puertorriqueños. Poníamos la cajita de Zapatos llena con Pasto, por la mañana encontrábamos el reguero del rastro del pasto por el pasillo hasta la puerta, los reyes dejaban los regalos debajo de la cama.

Un Tío que venia de “allá afuera”, era el que nos traía regalos de Santa Cló.

Feliz Navidad.
Jerry
P.d. Esta navidad espero aún con ilución la llegada de los Reyes.

Kahlúa Macarena dijo...

jerry: pues algo así era en casa... santa claus no sólo era un personaje gringo, era nada más que eso - un personaje. pero la historia, o leyenda, de san nicolás, que, in a nutshell, era un obispo rico que le regalaba dinero a los niños pobres, es una que atesoro mucho. mi mamá tiene unas figuras de san nicolás con las que siempre decora en navidad, y él parece un obispo, con su sotana larga y su capuchín, y cuando la gente visita y le dice "oye, qué lindo tu santa claus", siempre los corrige y les dice que ese es san nicolás. con todo y eso, ni san nicolás ni santa cló, vinieron a mi casa. ¿sabes? a mí los reyes me contestaban las cartas y todo. a veces baltasar, en otra ocasión melchor, y otras veces gaspar. me contaban siempre alguna peripecia que habían pasado, o alguna travesura de sus camellos. por años podías comparar el estilo de la escritura y siempre era el mismo según el rey que escribía (siempre tuve un poco de csi en la sangre)... oye, todavía las conservo. a ver si les saco el polvo y hago un post para compartirlas con ustedes. :o) ¡feliz navidad!

Lyllia dijo...

Oye!!! Que porqueria este Blogger!! deje un post y no salio... anyway, epero que hayas tenido una muy feliz Navidad... independientemente de si fue el niñito Jesus, los Reyes o Santa Claus quien te vino a visitar.

En mi casa, mis hermanas y yo creimos en Santa Claus hasta el dia en que cogimos a mis padres acomodando la canasta de Pascua en la sala... de ahi nos dimos cuenta de que ni Santa, ni los Reyes, ni el Conejito de Pascua, ni el ratoncito de los dientes eran personajes verdaderos. Desde entonces, nos dedicamos a hacerle la vida imposible a mis padres, buscando los regalos en posibles escondites andes de Navidad. Si nos gustaban, nos levantabamos tempranito... si no, pues a dormir hasta que nos levantaban... :P Terrible, no crees?

Espero compartas las cartitas. El año que viene, planifico escribirle a Eros... y me encantarian algunas ideas.

Daniel dijo...

EXCELENTE ARTICULO DE INVESTIGACIÓN.
SALUDOS.

Shinita dijo...

Felicidades, Kahlúa!

Qué interesante estaba ese artículo. En mi casa eran ambos, Santa Claus y los Reyes. Y una nochebuena mientras dormía, algo me despertó y hasta sentí pasos de botas en el cuarto. Claro, me imagino que era algún plan de mis padres. Se lo conté a mi mejor amiguita y ella rápido me contó que la mañana de Reyes despertó y vio a los 3 Reyes magos frente a ella como se iban encogiendo hasta desaparecer. jajaja Qué imaginaciones las nuestras!

A mí también me dejaron una cartita los Reyes... jajaja... los otros días estaba relajando a mi mamá con eso.


Jerry... y quién tenía que recoger el reguero de pasto en la casa? En mi casa, cada uno poníamos las cajitas con pasto debajo de la cama, y ahí mismo dejaban revolú y regalos. Pero nosotros mismo teníamos que barrer y limpiar. ;)

~ Shinita ~

Kahlúa Macarena dijo...

shinita: mi mamá siempre me contó que los había visto cuando pequeña. todavía me lo dice. ella siente ese recuerdo como una realidad. la mente es bien poderosa, ¿no? o sabrá Dios... quizás sí tuvo la verdadera dicha de verlos. ;o) ¡felicidades!