20.12.06

Tratando de llegar "al medio" - Parte II

Si no has leído la primera parte, click aquí.

Ya les había contado de mi odisea en el Departamento de Educación. Miren lo que me pasó ahora...

Pues en la mañana del
2nd pitch me llamaron de la División de Certificaciones, la Sra. Raquel Caparrós, para verificar la solicitud que había radicado en febrero del presente año. (En diciembre. El 14 de diciembre de 2006. Yo solicité en febrero. Me llamaron casi un año después. 10 meses, señores, ¡10 meses! después de la radicación...)

Pues La Sra. Caparrós me indica que no encontraba los resultados de la Prueba de Certificación de Maestros para la especialidad de Matemáticas (es como una "reválida", y las comillas son intencionales, porque la prueba es súper fácil...).

- Pero, ¿cuándo tomó usted la prueba?- preguntó. - Es que estoy buscando hasta en el 2003 y no la encuentro. -

- Ay, yo no recuerdo... Erm, como en el 2001, creo... - le contesté.

- Hm... No, en el 2001 tampoco aparece... -

Escucho papeleo, y me imagino a la señora buscando nombre por nombre en una carpeta manila de 5 pulgadas de espesor llena con papel de computadora prehistórico, de ese que tiene franjas verdes y blancas...

Al rato regresa y me dice que no encontró nada.

- ¿Puede buscar entonces en el 2000? - le pregunté con el rabo metido entre las patas mientras le elevaba una oración al Santísimo, para que la señora no se rindiera en su búsqueda, y otra a San Antonio de las Barbas Coloradas, para que las encontrara.

- ¿En el 2000? Pero, hace tanto tiempo de eso ya... A ver, déjeme buscar... -

Me dejó esperando unos minutos y finalmente encontró las puntuaciones.

- ¡Aquí están! La tomó en marzo del 2000. Wow, y eso está raspando, porque ya mismo pierden vigencia...

En ese momento sentí un ardor en las orejas. Respiré profundo, y le expliqué.

- Mire, esta es la tercera vez que yo radico la solicitud. La primera vez fué en el 2000, y la segunda en el 2003. Aunque siempre me prometen que los Certificados me llegarán por correo, y pese a que siempre le doy seguimiento al asunto, nunca me llega nada. Yo no llamo, porque nunca contestan el teléfono. Yo me presento allí y nunca encuentran mi solicitud. Y en las dos ocasiones anteriores a ésta, me dijeron que como no aparecía nada, que volviera a solicitar (eso significa solicitar nuevamente un certificado médico, de buena conducta, de ASUME, etc., y antes no se podían pedir por internet, así que la gestión se convertía en múltiples días perdidos). Éste es mi tercer intento, y a la verdad que no entiendo lo que está pasando... Pero dígame, ¿ya lo tienen todo? ¿Me pueden expedir mis licencias? -

- Sí, sí, sí... No se preocupe. Lo único que nos faltaba eran las puntuaciones. Todo le llegará por correo. -

Verifiqué la dirección postal con la Sra. Caparrós, le pedí su número de teléfono y extensión (for if the flies, porque esto era too good to be true), y terminamos la llamada.

Le conté a mi esposo y tampoco lo podía creer (¡es que me llamaron y todo!). Ya parecía que mi espera ¡al fin! había terminado.

Pero no...

En la tarde recibo nuevamente otra llamada de la Sra. Caparrós. Pensé "wow, qué eficiente, qué diligente esta señora..."

- Miiiire... -

Ya con ese "miiiire" sabía que algo andaba mal...

- ¿Qué pasó? - le pregunté preocupada.

- Es que la prueba de certificación está vencida... -

- Pero, ¿no me dijo esta mañana que todo estaba bien? -

- Sí, pero no. Son 5 años de vigencia. Usted la tomó en marzo del 2000, así que expiró en marzo del 2005. Y usted no solicitó hasta febrero de 2006... -

Sentí las orejas ardiendo en llamas...

- Oiga, yo solicité en el 2000, y nuevamente en el 2003, cuando las puntuaciones todavía estaban vigentes, y siempre perdían mi solicitud. Yo no "lo dejé para después". El único remedio ha sido solicitar nuevamente, porque así me dicen cada vez que me atienden. Y ya esta es la tercera vez que solicito. -

- ¿Usted tiene alguna evidencia de que radicó su solicitud en esas 2 ocaciones? -

Breathe in, breathe out... Las orejas me iban a explotar...

- No, no tengo nada, porque siempre que pedía algún recibo, un "pónchame aquí", o lo que fuera como evidencia, me decían que eso no lo hacían. La Sra. María Rivera me dijo la última vez "Ay, mi'ja, yo ni siquiera tengo computadora... Eso lo entraré después, cuando pueda, y tu tendrás que darle seguimiento." Y esa señora dejó los documentos de mi solicitud, literalmente, tirados por su escritorio, sin ningún orden aparente, dándoles poca importancia. Y en cuanto al proceso de solicitud se atrevió a decirme que "Esto va ahora al Departamento, de allí a Certificaciones, allí lo evalúan y después de dar yo no se cuántas vueltas se le enviará por correo. Y eso es si lo hacen a tiempo, pues si se tarda mucho y pasan tres meses te van a pedir que solicites otra vez el certificado de buena conducta, etc." Parece que ella misma asumía que se iba a tardar o se iba a perder... -

- Bueno, es que sin evidencia... -

Rendida, sin ganas de discutir más, le pregunté qué procedía.

- Ni modo... ¿Qué necesitas? ¿Que coja la prueba otra vez? ¿Con eso resuelvo? -

- Bueeeeno... -

El tono de sus "miiiiire" y sus "bueeeeno" no pueden ser buenas noticias... - "Ay, con qué me vendrá ahora..." - pensé.

- Resulta que la prueba se ofrece nuevamente en marzo, y entonces su
solicitud estará vencida... -

Quedé bruta otra vez...

- ¿Qué quiere decir eso? -

- Pues, que tiene que solicitar otra vez... -

- ¡¿Qué?! ¿Y esperar otra vez un año? -

- Bueno, a lo mejor no se tarda tanto... -

-
¡Pero mira a las alturas que me estás llamando! ¿Qué garantía tengo yo de que no volverá a pasar lo mismo? -

La tipa se queda callada...

- No, no, no...
esto no es justo. Yo solicité en febrero. Si la María Rivera ésta hubiera tenido la delicadeza de ver mis resultados cuando se los quise dar en febrero en lugar de rasparme un "¡Yo no me quedo con eso!" , se habría dado cuenta de que la prueba estaba vencida, y yo la cogía en marzo, y ya estaríamos teniendo una conversación diferente en el día de hoy. Creo que esto es negligencia de ustedes, porque yo solicité en febrero y mira cuándo ustedes me vienen a llamar... No, no, no... ¿Quién es la persona encargada de tomar la decición de expedir una licencia? -

- Mi supervisor, el Sr. Enrique Becerra. -

Tenía ganas de decirle que me dejara hablar con el becerro, pero me mordí la lengua...

- ¿Puedo hablar con él y exponerle mi caso? -

- Déjeme ver. -

Muy diligente fué (creo) a consultar con el Sr. Becerra, pero él no regresó al teléfono.

- Consulté con mi jefe pero me dice que, según el reglamento, no podemos expedirle la licencia de Matemáticas porque la prueba está expirada. Yo lamento la situación y los inconvenientes que ésto le pueda causar, pero va a tener que tomar la prueba nuevamente. -

- Tomar la prueba no es ningún problema; es un insulto a la inteligencia. El problema es empezar de cero sabiendo que esto se pudo haber evitado si me lo hubieran dicho en el momento que radiqué la solicitud... Mira, sabes qué, ni me importa la dichosa licencia de Matemáticas. No voy a esperar un año otra vez... ¿La de Ciencias, me la renuevan? -

- Sí, con esa no hay ningún problema. -

- Pues no sé si voy a seguir con esto. Estoy bien decepcionada con el Departamento de Educación. Se supone que allí yo me sienta en mi casa y que me traten como tal. (Le conté toda la historia de
la última vez.) -

Escucho grillos y coquíes...

-
Ay, yo no sé que vas a hacer con esta descarga que te he depositado en tus manos, pero quiero que sepas que es una pena que haya tanta falta de profesionalismo en el Departamento. Mira, por culpa de todo esto, la licencia para mí ya no vale nada. La quiero para ponerla en mi oficina y que los padres la vean. Ellos no saben lo que pasa en el Departamento y pues esperan que un maestro tenga licencia como quien espera que un perro esté vacunado. Yo no. He llegado al punto de que cuando entrevisto un candidato para una plaza de maestro, me importa poco si tiene licencia o no. Si total, tal parece que el único requisito para que te renueven la licencia es un certificado de buena conducta y uno de ASUME. Eso se lo puedo pedir yo. No hay requisitos de educación continuada; por eso hay tanto maestro envuelto en telarañas... Y yo amo mi profesión, pero me rehuso a valorar un certificado que está expedido por una agencia tan irresponsable, tan poco profesional. Es un papel más. No vale nada. -

La chica se queda callada unos segundos y luego me dice:

-Bueno, yo la he tratado bien. En el
Departamentotodo no todo el mundo es así como usted me cuenta... -

Mira en lo que se fija...

- No, mi corazón, tú has sido una joya, y te felicito. Pero chica, ¿tres veces con la misma cosa? Está bueno ya... Mira, esta discusión ha llegado a un callejón sin salida, así que, no te molesto más... La pregunta de los 64,000 chavitos: ¿Cuánto tiempo más tengo que esperar? -

- Bueeeeno... -

Ay, esto es una desilusión tras otra...

- Puede que se tarde un poco, porque nosotros recesamos por las Navidades, y pues... Quizás para enero, no sé... -

Por poco lloro de la rabia...


Pues ahí lo dejé. Ahora estoy, nuevamente, en espera de mi licencia. Ya me llegó (2 días después) la carta de evaluación que dice que la solicitud no está aprobada y que tengoo que tomar la Prueba de Certificación para la especialidad de Matemáticas otra vez. Veremos cuánto tarda la renovación del Certificado de Maestra de Ciencias...

Quizás cuando se me vaya el coraje me aparezca en las oficinas de The College Board y solicite la maldita prueba. La tomaré de nuevo. Saldré antes de tiempo y obtendré una percentila de 99% otra vez (fuí la nota más alta en marzo de 2000). No piensen "wow, qué modesta". No es que sea brillante, no. El examen es una porquería, otra cosa que también le quita prestigio a la licencia.

No sé. Creo que ahora mi mayor motivación será poder reemplazar el certificado corrupto que tengo colgado en la pared por uno nuevo. Sí, corrupto. El mío está firmado por el Ex-Secretario de Educación, Víctor Fajardo. :oP

11 comentarios:

Goddess dijo...

Cuanta ineficiencia chica, solo leerlo me dio dolor de cabeza y taquicardia... Suerte!

C dijo...

A mi esposa le vinieron con el mismo cuento, hasta que lo hizo todo a través de un abogado. Entonces todo fue de" peaches and cream". Lo peor de todo es que el Secretario siempre tiene la misma contestación-"que todavía él no entiende porque eso pasa en el DPTO. de Educación. Lamentablemente esa agencia esta tan polítizado (me refiero a los administradores y sus batatas), que es lo más asqueante de la administración pública.

Espero puedas resolver la situación.

Kahlúa Macarena dijo...

c: voy a tener que considerar hacer lo mismo... esto está brutal...

C dijo...

no sé a cuál organización magisterial (si alguna) pertenezcas, pero puedes acudir a ellas y pedir orientación al respecto.

Hada Morena dijo...

Rayos, que odisea... la verdad que paciencia te sobra porque mira que pasarte todo esto...

Saludos!

Annette dijo...

Surreal!!!!!!

Kahlúa Macarena dijo...

tell me about it... ¬¬

Ciudadanoem dijo...

¡Qué horrible niña! Yo creía que por acá en Chicago, el Board of Education era lento, pero en PR se pasan. Aquí, para lo de la licencia (certification) hay que pasar por un montón de trámites y pasar por secretarias asqueadas de la vida. Por suerte, el sistema de Internet sí sirve; por lo tanto, yo me evito todo tipo de viajes. Tanto sacrificio que se pasa en el salón de clases, deberían facilitarle la vida al maestro en las oficinas centrales.

Kahlúa Macarena dijo...

¡EXACTO! >:o(

Lyllia dijo...

Yo se donde termino tu solicitud....en el zafacon... con -sabra Dios- cuantas mas. Que vergueza le deberia dar al Dpto. de Educacion!

Kahlúa Macarena dijo...

en el zafacón... apuesto que sí. :o| a mí me da vergüenza tener que solicitar el certificado de "vacunación" del departamento... ¬¬