10.3.06

Nostalgia y el hombre perfecto

Sentir nostalgia nos recuerda que que el tiempo pasa volando. "Te estás poniendo vieja", te susurra al oído una vocecita que inmediatamente tratas de ignorar. Una foto, un jugete viejo, un perfume, hasta un comentario pueden iniciar un viaje de nostalgia.

El otro día estaba en Macy's. Pasé por perfumería y allí me sorprendí al ver en sus vitrinas los frascos de New West. No podía creer que todavía vendieran ese perfume. New West fué el primer perfume que usé después de graduarme de Nenuco. El perfume que me hacía sentir grande, cuando para el mundo entero era una pila de porra. Tomé el tester y me rocié la muñeca. El dulce aroma a melón me llevó de inmediato a la barra de Chuck E. Cheese's, en donde estaba con mi mejor amiga C., pidiendo un par de sodas y viendo el vídeo de Maddonna, "Borderline".



Una canción puede hacer ese vieje nostálgico mucho más emotivo. Le comenté a Liliana en su post "The Boys of
Summer" que me parece increíble cómo una canción es capaz de transportarnos al pasado a 88 mph (a lo "Back to the Future"). Al sonido de los primeros acordes, la melodía nos hace recordar, en fracciones de segundos, momentos que no volverán. La nostalgia nos arropa, el corazón omite un latido, y una sonrisa brota del alma. Siempre hay una melodía que te recuerda tu primer party de marquesina, tus primeros tacos, tu primer amor, tu primer beso, tu primera escapada... Siempre hay una canción que te recuerda que una vez viviste con la ilusión de ser "grande", y ahora que lo eres, te hace pensar si alguna vez volverás a sentir las mismas emociones que cargaban dicha ilusión... Qué rico se siente recordar, ¿no? Detenerse un momento para intoxicarse de nostalgia con el agente catalítico de una canción específica... No existe sensación similar...

Una canción que me hace recordar es "Take on Me", de A-ha. Y el vídeo, es mi favorito, of all times. No sólo por la mezcla perfecta que hace con la animación, sino por el hombre perfecto de la historia. Perfecto, no por su belleza, sino porque enamorado hasta lo último, sacrifica todo por estar con ella.



Ese hombre perfecto existe sólo en las películas. Ese amor que el hombre perfecto brinda los sientes durante la duración de la cinta, y quizás por unos minutos más, mientras te secas las lágrimas durante los créditos y te preguntas si existirá amor tan grande como ese...

Liliana (vuelvo a citarla, porque ha dado en el clavo muchas veces) comentaba en su post "El Síndrome" acerca de estos hombres perfectos que aparecen en las películas y que luego los revivimos platónicamente hasta en nuestros sueños:
"Son la representación del amor en un estado de perfección: el platónico. No cabe duda que muchos de estos hombres poseen físicos, talentos o personalidades envidiables. Pero su atractivo no recae en eso. Lo que ellos tienen que “carecen” esos que nos quieren día a día es que: no erran en nada, te consideran en todo, no mal interpretan tus palabras porque siempre prestan atención, no hay que pelearles para que boten la basura ni para que bajen la tapa del inodoro, jamás olvidan un cumpleaños o un aniversario; correrían distancias para salvarte porque no hay dragones ni zombies que valgan. Cocinan, limpian, cantan, ¡bailan! y para colmo te regalan el orgasmo perfecto.

Son todo lo que se espera porque ellos viven y se expresan en nuestra imaginación. Son una especie de Frankestein romántico."

La belleza física de estos hombres juega un papel importante para iniciar esa brevísima relación platónica, pero lo que los hace perfectos es su entrega total por el amor a una mujer, el hecho de que nosotras (porque somos nosotras las que aparecemos en pantalla con ellos) somos lo más importante en sus vidas, dignas de cualquier sacrificio; por nosotras atravesarían mares y desiertos, darían la vida misma, y ante ellos somos a su vez perfectas.

3 comentarios:

liliana dijo...

y bueno ya que me citas aca te comento... es todo un cliche esto de las locas como yo que "andamos" en busca o en la espera (lo que suene mejor) del hombre perfecto. porque la realidad es que NADIE es perfecto (las mujeres incluidas aunque somos lo mas cercano jajaja!), parte de la perfeccion es la misma imperfeccion, seria tan aburrido todo, tan soso. creo que perfeccion es un estado de animo, si estas enamorada y en un constante estado de felicidad y armonia con tu pareja, pues por supuesto que el/ella sera perfecto/a para ti.

el asunto con mi post es basicamente la fascinacion y el regreso inconsciente a la adolescencia. es saber que a pesar del tiempo, uno mantiene en algun rincon celular de su existencia lo candido de las fantasias e ilusiones de la"chiquititud".

Gremarie dijo...

Hola

Me hiciste recordar mucho con este post, y es divino cuando escucho una canción que me recuerda mis tiempos en la High. Es brutal lo que una "canción viejita" hace cuando la escuchamos.

Respecto al hombre ideal o perfecto, me recuerda la canción de Joseph Fonseca, "Yo por tu amor", esta bien linda, escuchala.

Ashar Edith dijo...

Yo tambien me quedaba embobá viendo el video de "Take on Me" Al verlo hoy me evoca muchos sentimientos alegres y de nostalgia simultaneamente.